Ends and Beginnings

13:17


Aquí estoy de nuevo, empezando el año con ganas de volver a escribir en el blog. Motivación que irá disminuyendo a medida que avance el año hasta que las entradas sean tan esporádicas como mis visitas a la peluquería (fyi: no voy mucho). No estoy siendo negativa sino realista. Solo hay que ver mis entradas del año pasado. Lo cierto es que no me importa demasiado. Al fin y al cabo, este es mi rinconcito y escribo cuando me viene en gana. Por suerte, no tengo un coro de seguidores enfurecidos instándome a postear día sí y día también: the perks of being unpopular (me estoy riendo yo sola con esa referencia xD)

¿A dónde quieres ir a parar?, os preguntaréis vosotros, mis queridos lectores anónimos. Pues no tengo ni idea, me he sentado aquí con la intención de hacer un balance de 2016 y he dejado a mi mente empezar a soltar su verborrea. Pero ahora que ya he sacado el tema, vamos a echar un vistazo a mi 2016. Soy muy mala haciendo estas cosas porque tengo una memoria pésima. No llego al nivel de cierto pececito azul pero, en términos humanos, soy bastante pro en el tema. 

El caso es que el 2016 lo empecé con los ánimos un poco bleh y no fue hasta el verano que me di cuenta de que se debía a que necesitaba algo más en mi vida. El curso 2015-2016 había sido mi primer curso sin ser estudiante. En toda mi vida (entré en la guardería con 4 meses). Seguramente no me habría sentido así si hubiese tenido un trabajo que me llenase pero como no es el caso, llegué a la conclusión que necesitaba volver a estudiar. Empecé en la EOI, 1r curso de alemán. Y también en la UOC donde estoy haciendo el Grado en Información y Documentación porque, obviously, la carrera que eligiese tendría que estar relacionada con los libros.

Este primer semestre ha sido muy estresante. En especial, gracias a cierta asignatura cuyo proyecto en grupo me ha tenido al borde de un ataque de nervios. Y cuando digo al borde digo cayéndome por el precipicio. Paradójicamente, es la única asignatura que voy a echar de menos gracias a la amistad que ha surgido entre los miembros de mi grupo. Podéis ver lo majosos que son visitando el blog que tuvimos que hacer como parte del proyecto (¡hasta tenemos playlist de Spotify propia!).

El caso es que gracias a la UOC y a la EOI, siento que vuelvo a estar haciendo algo con mi vida y me siento satisfecha conmigo misma (no os digo nada de las notazas que estoy sacando que no me las creo ni yo). Esto me anima a ser más productiva tanto en la vida diaria como en lo que se refiere a este blog y a mis lecturas. Aunque también es cierto que tengo muchísimo menos tiempo y que me da el doble de pereza. 

Por eso voy a aprovechar que estoy inspirada y me han dejado en casa sola y en silencio (bendito silencio) para, además de esta, escribir una entrada haciendo balance de las lecturas. No me voy a hacer proposiciones muy "estrictas" de año nuevo porque, aunque no puedo decir que en el 2016 me fuese mal, no quiero marcarme demasiado un camino que, probablemente, vaya a seguir instintivamente.

Feliz 2017. Que sea mucho mejor para todos de lo que lo fue el 2016 (no puede ser muy difícil teniendo en cuenta la de cosas horribles que ocurrieron el año pasado).

You Might Also Like

0 comments

Instagram Feed

Goodreads

currently-reading

The Blood of Olympus
tagged: currently-reading
La música del silencio
tagged: currently-reading
The Raven Boys
tagged: currently-reading

goodreads.com

Subscribe