Reflexiones || Podcasts y Bookstagram

14:27


La entrada de hoy tiene relación con libros solo en parte. Hoy vengo a hablaros de dos “descubrimientos” que he hecho en las últimas semanas. El entrecomillado tiene una razón de ser específica de las que os hablaré en casa caso porque el motivo varía entre uno y otro.

PODCASTS
El primero —y más reciente— de estos dos descubrimientos son los podcasts. Por supuesto, hace mucho que conozco de la existencia de los podcasts, no son una cosa de ayer ni siquiera de anteayer. Sin embargo, nunca me habían llamado la atención o nunca les había encontrado la gracia, el porqué de que la gente los escuchara con regularidad. Sí es cierto que alguna vez he intentado escuchar alguno pero no sentía que fuese algo para mí o que me interesara lo suficiente. Y aquí es donde entra en juego El Podcast.

Hace unas ¿dos? ¿tres? semanas me topé con un tweet de Sara Tasker (blogger/instagramer) en mi timeline en la que anunciaba su nuevo podcast y me picó la curiosidad. Empecé a escucharlo en Soundcloud y viendo que me interesaba, me lo descargué de iTunes desde la app del móvil. No sé si fue aquel mismo día o el siguiente que me lo puse en el bus de camino al trabajo y me encantó la experiencia. ¿Qué hice entonces? Pues buscar más podcasts interesantes para mis viajes en bus. El problema con el que me topé en este punto fue cómo encontrar podcasts del mismo estilo o que me pudieran resultar igual de interesantes. Para ello me pregunté qué es lo que me gustaba del trabajo de Sara Tasker y di con la respuesta a mi problema: la creatividad es el eje temático que me llama más la atención pues oír hablar sobre ello me inspira y me motiva. 

Al escribir “creative” en el buscador, encontré un par de ellos que me llamaron especialmente. Estos son los podcasts que he escuchado hasta ahora:

Hashtag Authentic de Sara Tasker es el podcast que me enganchó. Sarah, cuyo instagram es @meandorla y a la que también podéis encontrar en su blog del mismo nombre, habla sobre creatividad y sobre como funcionan las redes sociales —en concreto, instagram— por lo que ayuda a entenderlas un poco más y a encontrar el mejor modo de utilizarlas y sacarles provecho. Tan solo tiene tres episodios, por ahora, pero estoy deseando escuchar más. 

The Creative Introvert de Cat Rose speaks to my soul. Coincido mucho con las descripciones que hace esta británica sobre la introversión y los distintos tipos de personalidad y sus implicaciones en contextos sociales y cotidianos. No solo me siento identificada con ella y con su forma de ver la vida y las relaciones sociales sino que me resulta muy interesante todo lo que explica (organizarse, tener confianza en uno mismo, marcarse metas).

Being Boss de Kathleen Shannon y Emily Thompson no es un podcast dirigido especialmente para alguien como yo ya que estas dos mujeres hablan sobre como ser tu propia jefa cuando tienes un negocio creativo y cuál es la mejor manera de gestionar, no solo dicho negocio sino también tu vida alrededor y en comunión a este. A pesar de ello, las escucho porque me parece interesante lo que explican y, además, me caen simpáticas.

Para terminar, quería comentar que he empezado a notar que, además de ser inspiradores, también me relajan. Como dice Cat Rose, los introvertidos somos overthinkers y tendemos a pasar mucho tiempo en nuestras cabezas, dándole vueltas a las cosas lo que puede llevar a crear ansiedad. Sin embargo, los podcasts te obligan a concentrarte e impiden que tu mente divague sin control, lo que me produce una sensación de calma que me viene especialmente bien.


BOOKSTAGRAM
Como he hablado tanto sobre los podcasts, no me voy a extender demasiado en este segundo tema. Para empezar, os cuento que bookstagram no es algo nuevo para mí aunque lo haya calificado de descubrimiento. Hace tiempo que me hice la cuenta @the_snowyowl dedicada enteramente a los libros. Sin embargo, no posteaba con asiduidad, no seguía ningún tipo de patrón estético que lo hiciese atractivo, no promocionaba tampoco mis fotos y, en general, no le prestaba demasiada atención. El año pasado llegué a ponerme como propósito de año nuevo enmendar esto pero no lo llevé a cabo.

A principios de este año, sin embargo, me enganché a bookstagram. Empecé a interactuar más con otros usuarios, a comentar además de simplemente darle a like a alguna foto de vez en cuando. Aún así, mi número de seguidores seguía estancado en la treintena y mi satisfacción con respecto a mi feed seguía siendo mala. Por eso, a finales de enero tomé la decisión de empezar de cero: borré todas las fotos que había subido hasta el momento y el 26 de enero empecé a subir las nuevas. Ahora mi feed tiene una estética más regular a nivel cromático y temático. Todavía no son fotos tan buenas, ni de lejos, como me gustaría pero poco a poco intentaré ir mejorándolas. 

Gracias a este cambio y a ser una usuaria más activa, estoy haciendo un mejor uso de la plataforma y eso se ha reflejado en el número de seguidores, que ahora supera el centenar. Tal vez creáis que miento cuando digo que este cambio no lo he hecho para que mi número de seguidores cerca pero en cierta manera es cierto. Lo he hecho porque me gusta y porque disfruto del uso que hago ahora de instagram. Pero también es verdad que me hace mucha ilusión ver como crece ese numerito o ver cada vez cifras más altas en los likes de mis fotos. Y es que, ¿a quién no le gusta que valoren algo en el que has puesto tus ganas y tu cariño?

You Might Also Like

0 comentarios

Instagram Feed

Goodreads

currently-reading

The Blood of Olympus
tagged: currently-reading
La música del silencio
tagged: currently-reading
The Raven Boys
tagged: currently-reading

goodreads.com

Subscribe